Mike Lata

Mike Lata es Chef y  Socio de FIG Restaurant en Charleston, SC, el cual abrió sus puertas en 2003 junto a su socio Adam Nemirow. FIG ha sido consistentemente votado “el mejor restaurante de la ciudad de Charleston” por los lectores de Charleston City Paper, y continúa siendo un destino local favorito en el 2014, el restaurante fue nominado en 2014 y 2015 por Outstanding Wine Program por la James Beard Foundation.

En diciembre de 2012, Lata y Nemirow abrieron The Ordinary, un bar clásico de ostras y sala de mariscos en el distrito Charleston’s Upper King, con gran éxito local y nacional. La James Beard Foundation nomino a The Ordinary como El Nuevo Mejor Restaurante en 2013 y GQ, Esquire y Bon Appétit también lo nombraron uno de los mejores restaurantes del año.

Nativo de New Englander, Mike comenzó su carrera culinaria a  temprana edad, trabajando en las cocinas en Boston, Nueva Orleans, Atlanta y Francia antes de llegar a Charleston en 1998. Mike es un práctico cocinero autodidacta que continúa deleitando haciendo las cosas más básicas, creando comida brillante y deliciosa, sencilla y discreta. Su compromiso permanente en apoyar a los agricultores locales, pescadores y proveedores ha consolidado su posición como un notable campeón del floreciente renacimiento culinario de Charleston.

Nominado en 2007 y 2008 para el Premio James Beard Foundation Award, al Mejor Chef: Sudeste, Mike se llevó el premio a casa en 2009. Su comida,  filosofía y contribuciones a la comunidad de Charleston le ha valido el reconocimiento de la plataforma a nivel nacional, incluyendo la cobertura de Food & Wine, Bon Appétit, Esquire, Garden & Gun, Southern Living, Travel + Leisure, USA Today, The New York Times y muchos más.  Mike compitió en Food Network  en “Iron Chef America”, fue presentado en la misma red en “The Best Thing I Ever Ate” y también se perfila en Dateline’s “Platelist”. Mike es un miembro activo de la Southern Foodways Alliance.

Cuando no está en la cocina Mike se puede encontrar montando sus preciadas motocicletas Ducati, o disfrutando de la vida con su esposa, Emilee, y su hijo, Henry.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *